05 Oct

Su auto vale ahora menos de lo que usted piensa

El auto usado promedio perdió 17% de su valor en los últimos 12 meses, cayendo de US$ 18,400 a US$ 15,300, según datos de Black Book, una compañía de análisis de automotores.

Bloomberg.- Las ventas de automóviles en Estados Unidos han estado aumentando por siete años consecutivos y eso disminuye el valor de lo que está actualmente estacionado en los garajes de los estadounidenses.

Debido a que tantos autos nuevos salen de las concesionarias y se convierten de inmediato en vehículos usados, el mercado secundario está saturado y el ritmo de la depreciación se está acelerando rápidamente.

Su auto no tan viejo podría no ser chatarra todavía, pero está probablemente mucho más cerca de ello de lo que usted piensa. El auto usado promedio perdió 17% de su valor en los últimos 12 meses, cayendo de US$ 18,400 a US$ 15,300, según datos de Black Book, una compañía de análisis de automotores.

Esa cifra anual de depreciación también ha ido aumentando constantemente. El automóvil usado promedio se deprecia hoy casi dos veces más rápido que en 2014, cuando la tasa anual fue de solo 9.5%. “Nos encontramos en una situación de exceso de oferta”, dijo Jim Hallett, máximo responsable de KAR Auction Services, que vende cerca de 5 millones de automóviles usados ​​cada año. “Nadie está interesado en acumular inventario en este momento”.

Traducción: si usted está negociando con un vehículo usado, no espere obtener un precio demasiado bueno. Ciertos segmentos están perdiendo valor más rápidamente. Los autos subcompactos, como el Honda Fit, y los sedanes grandes, como el Chevrolet Impala, se deprecian más rápido que el promedio. Los grandes todoterrenos, furgonetas y camionetas mantienen un poco mejor su valor, y los importados tienden a caer más rápidamente que los modelos nacionales.

Leasings

El problema, por supuesto, es la oferta. Siete años consecutivos de aumento de las ventas de automóviles en Estados Unidos han puesto un exceso de vehículos en el mercado. Además, una parte creciente de esas ventas se hicieron después de leasings, por lo que ahora hay una marea creciente de autos que fluyen de nuevo al mercado cuando sus contratos de tres años terminan.

Los fabricantes de automóviles, que han añadido capacidad de fabricación, también están ofreciendo mayores incentivos en los vehículos nuevos solo para mantener su impulso de ventas récord. Eso ejerce presión en todo el mercado, según Hallett, incluso para los autos usados. En consecuencia, el número de conductores que enfrenta dificultades con sus préstamos para automóviles está aumentando. Los estadounidenses están pagando, o tratando de pagar, 108 millones de préstamos para automóviles en este momento, según los datos más recientes de la Reserva Federal. Eso representa aproximadamente la mitad de los conductores con licencia en Estados Unidos.

Al mismo tiempo, 14% de los estadounidenses tienen un patrimonio neto negativo. Entre los que tienen más deudas que activos, la Reserva Federal dice que los préstamos para automóviles representan entre 10% y 23% de sus obligaciones financieras totales.

No es de extrañar, KAR Auctions ha visto un número creciente de embargos. La compañía espera que cerca de 2 millones de vehículos sean incautados por las entidades prestamistas este año y agregados al mercado de autos usados, frente a 1.1 millones en el punto más bajos de la última recesión.

Fuente Diario Gestión

Share this